La chica del espejo me mira muy callada cuando yo sin decir nada me paro frente a ella.
Se aleja si me alejo y si me acerco, se acerca. ¡Qué chica tan terca!
Parece muy hermosa, aunque, ¿saben una cosa?…
Creo que se aburre, porque no se le ocurre ninguna idea propia: ¡Todo, todo me lo copia!
¡Hasta usa mi vestido! ¡Qué se habrá creído!
Sonríe si sonrío, ¿Ven?: me imita.
¡Y claro!, tirita cuando tengo frío.
Se enfada mucho si me enfado.
Pero entonces yo le cierro un ojo y ella me hace un guiño con tanto cariño…

Ilustración, álbum ilustrado | Illustration, children’s book